Fundación PILARES

para la autonomía personal

Apoyamos la dignidad a lo largo de la vida
mediante la innovación, el conocimiento
y la cooperación.

 
Miércoles, 20 de septiembre de 2017 - 20:12

Sin dejar a nadie atrás: Promoviendo una Sociedad para Todos


fotografía de una mujer mayor sonriendo
Fotografía: Paco CT

1 de octubre, Día Internacional de las Personas Mayores 2014

"Las personas de edad contribuyen de distintas maneras al desarrollo económico y social. Sin embargo, se las sigue discriminando y excluyendo de la sociedad. Debemos superar estos prejuicios para conseguir que la población sea activa social y económicamente, esté protegida y envejezca de forma sana."

Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon,
con motivo del Día Internacional de las Personas de Edad.

En la actualidad, casi 700 millones de personas son mayores de 60 años. Para 2050, las personas de 60 años o más serán 2.000 millones, esto es, más del 20% de la población mundial.

En España, al igual que en la mayoría de países, la esperanza de vida ha aumentado mucho en el último medio siglo. En el caso de los hombres ha pasado de los 60 años en 1950 a los 79 años en 2011, y en el caso de las mujeres de los 64 años en 1950 a los 85 años en 2011. Además, las proyecciones para 2050 arrojan un aumento de la esperanza de vida de hombres y mujeres de 7 y 6 años respectivamente, es decir, en el caso de ellos la cifra escalaría hasta los 86 años, y en el de ellas hasta los 91 años. A lo anterior hay que añadir que se espera un recrudecimiento del fenómeno de "envejecimiento del envejecimiento". Sigue incrementándose sobremanera el número de personas más allá de los 80 años". En 2011 el porcentaje de mayores de 80 años entre los mayores de 65 años era del 30%. En 2051 sumariamos 12 puntos más hasta alcanzar el 42%.

Por otra parte, la tasa de dependencia de las personas de 65 y más años superó a la de menores de 16 años en el 2000, y se calcula que llegará a triplicarla a mitad de siglo.

Sabemos que la experiencia del envejecimiento puede diferir mucho según el género. Globalmente, las mujeres de 60 años pueden esperar vivir tres años más que los hombres de la misma edad, ahora bien, es menos probable que ellas reciban una pensión y, cuando la tienen, su importe es sensiblemente más bajo que entre los varones. En América Latina sólo el 52% de mujeres mayores la recibe, diez puntos menos que sus compañeros varones. En Europa Occidental la brecha de género se mantiene, con un 86% de mujeres mayores recibiendo pensión frente al 99% de los hombres.

Con esto en mente, parece clara la necesidad de prestar mayor atención a las necesidades y a los problemas particulares de este colectivo.


Las Personas Mayores que vienen. Autonomía, Solidaridad y Participación Social


Coincidiendo con el Día Internacional de las Personas Mayores nos ha parecido interesante recuperar una investigación de Fundación Pilares plasmada en el libro: "Las Personas Mayores que vienen. Autonomía, Solidaridad y Participación Social". Este trabajo, que abre la Colección Estudios de la Fundación, anticipa el potencial de participación social de quienes compondrán la población mayor española los próximos años. En un mundo que envejece rápidamente, las personas mayores van a desempeñar un papel cada vez más importante - a través del trabajo voluntario, transmitiendo su experiencia y conocimientos, cuidando a sus familias... A juicio de los autores, teniendo en cuenta este panorama, “anticiparse al futuro es la mejor manera de afrontar la incertidumbre que éste presenta”.

Entre los resultados de esta investigación podemos destacar los siguientes:

logotipo de Red Modelo y AmbienteLa jubilación se percibe de manera distinta según la relación con la actividad laboral.

Para más del 60% de las personas ocupadas y las jubiladas significa una oportunidad de “dedicar el tiempo a lo que se quiere”. Pero esta visión positiva es mucho menos frecuente entre quienes se encuentran en situación de desempleo (34%); la precariedad de su situación y cómo ésta pueda afectar a su jubilación seguramente motiva que el 44% piense que será una etapa difícil.

En cuanto a su opinión sobre hasta qué edad se debería trabajar, más de la mitad de los encuestados muestran acuerdo en que hay que seguir haciéndolo más allá de los 65 años. Pero este porcentaje disminuye cuando la pregunta se refiere a su propia situación.

El 63%de la población estudiada (más de 6.500.000 de personas) están contribuyendo de manera muy relevante al apoyo familiar: cuidan a sus nietos mientras los padres trabajan, atienden a personas en situación de dependencia y ayudan económicamente a otros familiares, sobre todo a hijos mayores de 25 años.

En cuanto a las actividades de ocio, el grupalismo que ha sido tradicional en las personas mayores está dando paso a una mayor autonomía en la elección de los intereses individuales. De ahí que más de la mitad de la población estudiada manifieste desinterés por las actividades que se ofrecen y prefieran autogestionar su tiempo libre. No obstante, el 60% tendría interés en participar en programas de ocio y cultura junto a personas que compartan sus mismas inquietudes y el 77% desearía hacerlo con personas de todas las edades.

Casi la mitad se interesaría por recibir algún tipo de formación que les ayude a organizar su actividad y su tiempo durante la etapa de la jubilación o para iniciarse en tareas de voluntariado y participación social. En este sentido, más de tres cuartas partes de la población encuestada valora positivamente que hubiera formación específica antes de jubilarse para preparar la nueva etapa y vivirla de la manera más plena.

Los centros sociales, hogares, clubs, casals han jugado un rol central como espacio de encuentro y organización de actividades para las personas mayores. Sin embargo, estos centros están perdiendo parte de su atractivo: entre las personas que están en la franja de 60 a 69 años apenas un 16% informa acudir a ellos; existe otro segmento (34,7%) que no asiste pero quizá lo haga más adelante y, finalmente, un amplio grupo (45%) afirma que no asiste ahora ni lo hará en el futuro. Como propuestas de mejora, el 37% de las personas de 50 a 69 opinan que sería conveniente abrir estos centros a todas las edades, mientras el 21% proponen que al menos la edad de acceso descienda a 50 años (en ambos casos el porcentaje de mujeres es mayor).

Más de la mitad de la población colabora o pertenece a ONGs y otras organizaciones, pero solo un 10% participa en actividades el voluntariado. No obstante, hay otro 32% que no participa pero “le gustaría hacerlo”, si bien este deseo expresado de participación solidaria no encuentra suficiente refrendo en la práctica real de actividades, lo que debe alertar sobre la búsqueda de fórmulas capaces de activar ese potencial.

El estudio concluye ofreciendo una serie de recomendaciones para reorientar las políticas y actuaciones dirigidas a las personas mayores en el ámbito de la participación social.

Puedes descargar la publicación de manera gratuita pincha aquí.


Día Internacional de las Personas Mayores 2014


El Día Internacional de las Personas Mayores es un evento instituido hace ya casi un cuarto de siglo por Naciones Unidas (ONU), con la misión de dar visibilidad y concienciar a la sociedad sobre el fenómeno del envejecimiento de la población. El lema de este año: "Sin dejar a nadie atrás: Promoviendo una Sociedad para Todos", quiere llamar la atención sobre el desafío demográfico al que se enfrenta el mundo en este siglo, y a la necesidad de comprenderlo y atenderlo convenientemente. Si queremos construir un futuro para todos debemos ocuparnos de la población mayor de 60 años que se calcula que en 2030 alcanzará la nada desdeñable cifra de 1.400 millones de personas.

Coincidiendo con esta celebración, hoy también se publica el Índice Global sobre el Envejecimiento "AgeWatch 2014". Este informe, elaborado por HelpAge International, analiza los niveles de bienestar social y económico de las personas mayores en 96 países, y establece un ranking que tiene en cuenta aspectos como la esperanza de vida saludable, los niveles de educación y empleo, la cobertura de pensiones y los entorno favorables para la vejez, entre otros. A tenor de los datos, España se situaría en el vigésimo primer lugar, por detrás principalmente de Países Escandinavos y del norte de Europa, y por delante de otros como Portugal, Italia, Bélgica o Chile. En este índice destaca la puntuación sobre la salud de nuestros mayores, que nos situaría como el tercer país de toda la clasificación, mientras que si observamos el nivel competecial (educación y formación) descendemos hasta el puesto 56. Os invitamos a leer con atención este informe que aporta información actual y muy valiosa.

Tabla que recoge el Índice de Global de Envejecimiento
Fuente: Índice Global sobre el Envejecimiento, AGEWATCH 2014. HelpAge International

Otra novedad de interés en estas fechas es el "Informe 2012. Las Personas Mayores en España". Publicado por el IMSERSO, este interesante documento nos ofrece una radiografía de la situación actual de nuestros mayores a través de una serie de indicadores demográficos, socioeconómicos, de participación social, servicios sociales y uso de nuevas tecnologías de la información (TIC).

Nos gustaría también destacar la campaña #Noestaissolos, una interesante iniciativa de la Federación Amigos de los Mayores que busca concienciar y cambiar la realidad de las más de 1.800.000 personas mayores que viven solas en nuestro país. No dejéis de ver el vídeo.


Documentos y enlaces de interés



Noticias relacionadas



© 2011 Fundación Pilares