Fundación PILARES

para la autonomía personal

Apoyamos la dignidad a lo largo de la vida
mediante la innovación, el conocimiento
y la cooperación.

 
Miércoles, 28 de junio de 2017 - 09:08

Especial: Día de las personas mayores



Día Internacional de las Personas Mayores 2016

fotografía de una mujer mayor sonriendo
Fotografía: Isabel Salas

"Poner fin a la discriminación por edad y asegurar los derechos humanos de las personas mayores es un imperativo ético y práctico.  Esto exige cambiar la forma en las personas de edad son retratados y percibidos, de ser vistos como una carga a ser apreciados por las muchas contribuciones positivas que hacen a nuestra sociedad."

Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon,
con motivo del Día Internacional de las Personas de Edad.

El «Día Internacional de las Personas Mayores» es un evento instituido hace ya casi un cuarto de siglo por Naciones Unidas (ONU), con la misión de dar visibilidad y concienciar a la sociedad sobre el fenómeno del envejecimiento de la población. El lema de este año: "Actuemos contra el edadismo", busca que todos seamos conscientes de las actitudes negativas y la discriminación por razones de edad, así como de los perjuicio que ello causa a las personas mayores.

El edadismo es la existencia de estereotipos y conductas discriminatorias hacia las personas en razón de su edad. Es un problema extendido que con frecuencia se cruza con otras formas de discriminación basadas en el género, la raza, la discapacidad, etc., afectando negativamente a la salud de las personas mayores.

Así, las personas de edad avanzada se enfrentan a diario con actitudes que provocan su exclusión del mercado laboral, ven cómo se restringen los servicios sociales a los que pueden acceder o se les presenta en los medios de comunicación mediante estereotipos e imágenes ligados a la enfermedad, la dependencia... En definitiva, el edadismo margina y excluye a estas personas de su comunidad.

Manifiesto por los derechos de las personas mayores

Todas las entidades que representan al movimiento social del tercer sector que componen la Mesa Estatal por los Derechos de las Personas Mayores, entre las que se encuentra nuestra fundación, han firmado conjuntamente un manifiesto en el que se pone en evidencia el diagnóstico de la nueva realidad social que implican los cambios demográficos y la necesidad de impulsar políticas públicas adecuadas que aborden el fenómeno del envejecimiento. En su escrito, la mesa anima a Gobierno y Administraciones Autonómicas a enfrentar la discriminación por edad mediante un modelo de atención integral y centrado en la persona que permita “mejorar las experiencias diarias de las personas mayores y optimizar las intervenciones políticas”. Por otra parte, el manifiesto recoge un llamamiento para que España apoye la celebración de una Convención Internacional de Naciones Unidas sobre los derechos y deberes de las personas mayores, que analice y profundice sobre esta realidad y establezca un marco común de acción.

Descarga aquí el manifiesto elaborado por la Mesa Estatal por los derechos de las personas mayores con motivo del Día Internacional de las Personas Mayores 2016.

Campañas contra el edadismo

Entre las muchas campañas y acciones que tienen lugar a lo largo y ancho de nuestro país para conmemorar este Día Internacional de las Personas Mayores, nos gustaría destacar las siguientes:

- Desde la OMS nos animan a unirnos y participar en una campaña a través de las redes sociales para luchar contra en edadismo, los estereotipos y la discriminación de las personas mayores. ¿Cómo?. Muy sencillo. Te haces una foto o se la haces, con su consentimiento, a una persona mayor a la que conozcas y la publicas en la red social que prefieras (Facebook, Twitter, Instagram,...), acompañada del hashtag: #YearsAhead y de un mensaje que expresa lo que significa para ti la vejez. Por otro lado, podemos descubrir, mediante el siguiente cuestionario, cuáles son nuestras actitudes respecto a las personas mayores y el envejecimiento. Desde aquí, os animamos a participar en ambas acciones, y así conocer mejor y reflexionar sobre el fenómeno de la discriminación por razones de edad.

- Fundación Amigos de los Mayores nos invita a participar en la segunda edición de Authentic Tours, una manera diferente de descubrir rincones de la ciudad de Madrid a través de la experiencia y los conocimientos de personas mayores.

- Campaña de "Microedadismos" de la revista QMayor, un espacio dedicado a la denuncia de la discriminación cotidiana de la edad. Os invitamos a conocerlo.

La realidad de las personas mayores

Las cifras del envejecimiento

Infografía que muestra el envejecimiento de la población española en cifras

En la actualidad hay alrededor de 900 millones de personas de 60 o más años. Para 2050, las personas de 60 años o más serán 2.092 millones, esto es, más del 21,5% de la población mundial.

España, según los datos publicados en un estudio de Eurostat, es el tercer país más envejecido de la Unión Europea, con un 5,7% de la población total con más de 80 años en 2014.

Al igual que en la mayoría de países, la esperanza de vida en nuestro país ha aumentado mucho en el último medio siglo. En el caso de los hombres ha pasado de los 60 años en 1950 a los 79 años en 2011, y en el caso de las mujeres de los 64 años en 1950 a los 85 años en 2011. Además, las proyecciones para 2050 arrojan un aumento de la esperanza de vida de hombres y mujeres de 7 y 6 años respectivamente, es decir, en el caso de ellos la cifra escalaría hasta los 86 años, y en el de ellas hasta los 91 años. A este dato habría que añadir que se espera un recrudecimiento del fenómeno de "envejecimiento del envejecimiento". Sigue incrementándose sobremanera el número de personas más allá de los 80 años. En 2011 el porcentaje de mayores de 80 años entre los mayores de 65 años era del 30%. En 2051 sumariamos 12 puntos más hasta alcanzar el 42%.

Por otra parte, la tasa de dependencia de las personas de 65 y más años superó a la de menores de 16 años en el 2000, y se calcula que llegará a triplicarla a mitad de siglo.

Sabemos que la experiencia del envejecimiento puede diferir mucho según el género. Según apunta HelpAge en su informe Índice Global de Envejecimiento, AgeWatch 2014, globalmente, las mujeres de 60 años pueden esperar vivir tres años más que los hombres de la misma edad, ahora bien, es menos probable que ellas reciban una pensión y, cuando la tienen, su importe es sensiblemente más bajo que entre los varones. En América Latina sólo el 52% de mujeres mayores la recibe, diez puntos menos que sus compañeros varones. En Europa Occidental la brecha de género se mantiene, con un 86% de mujeres mayores recibiendo pensión frente al 99% de los hombres.

Eurostat también nos aporta otros datos interesantes como el uso de internet y redes sociales por parte de las personas mayores en nuestro país. Así, el 26% de los españoles entre 65 y 74 años son usuarios de Internet, 16 puntos por debajo de la media europea. Únicamente el 33% participa en redes sociales, mientras que el 78% lo usa para recibir y enviar correos electrónicos, el 77% para buscar información y el 76% lee noticias online. Sólo el 17% realiza compras por Internet.

En materia de cuidados, cabe añadir los datos de un informe, publicado por la Organización Internacional del Trabajo, en el que se destaca cómo más de la mitad de las personas mayores no tiene acceso a cuidados de larga duración de calidad, y se denuncia un enorme déficit en la protección social de las personas mayores que los necesitan debido a la falta de 13,6 millones de profesionales en este sector a escala mundial. Sólo 5,6 por ciento de la población mundial vive en países que ofrecen cobertura universal de los cuidados de larga duración. El estudio sugiere hacer de los cuidados de larga duración una prioridad absoluta de las agendas políticas de todos los países, lo que permitiría respetar los derechos y la dignidad de las personas mayores y de sus cuidadores.

Finalmente añadir un buen dato, y es que España se sitúa como el octavo país europeo con el porcentaje más bajo de riesgo de pobreza en la población mayor de 65 años. Si bien, no hay que olvidar el papel tan importante que han asumido las personas mayores en la economía de muchas familias durante la crisis. Según el estudio "El papel de los abuelos en la crisis económica" de Educo, publicado el pasado año, las personas mayores habrían dedicado una media de 290 euros al mes a ayudar a sus hijos.

Dónde se envejece mejor y dónde peor

Como todos los años y en estas fechas se publica un informe, elaborado por HelpAge International, que analiza los niveles de bienestar social y económico de las personas mayores en 96 países, y establece un ranking que tiene en cuenta aspectos como la esperanza de vida saludable, los niveles de educación y empleo, la cobertura de pensiones y los entorno favorables para la vejez, entre otros. El Índice Global sobre el Envejecimiento "AgeWatch 2015" muestra en el caso español un retroceso de cuatro puestos respecto al informe de 2014, lo que nos sitúa en el vigésimo quinto lugar, por debajo de la zona Escandinava y del norte de Europa, y por encima de la mayoría de países de América Latina y del sur y del este de Europa. Dentro de los cuatro índices que se analizan, España destaca por lo que se refiere al estado de salud de nuestros mayores (tercer país en la clasificación), mientras que si nos paramos en el nivel competecial (educación y formación) seguimos muy rezagados en el puesto 78 (además, el retroceso respecto al año anterior en este apartado es de 22 puestos). Os invitamos a leer con atención este informe que aporta información actual y muy valiosa.

Con esto en mente, parece clara la necesidad de prestar mayor atención a las necesidades y a los problemas particulares de este colectivo.

Tabla que recoge el índice de Global de Envejecimiento
Fuente: Índice Global sobre el Envejecimiento, AGEWATCH 2015. HelpAge International

Nuevos roles y nuevas necesidades

imagen de las publicaciones de la Colección Estudios de la Fundación Pilares

Coincidiendo con la celebración del Día Internacional de las Personas Mayores queremos compartir con vosotros dos publicaciones de la Colección Estudios de la Fundación, que analizan las nuevas generaciones de personas mayores, su participación en la sociedad, sus intereses, sus necesidades...

"Las Personas Mayores que vienen. Autonomía, Solidaridad y Participación Social", es un estudio cuantitativo que anticipa el potencial de participación social de quienes compondrán la población mayor española los próximos años.

"Envejecer sin ser mayor. Nuevos roles en la participación social en la edad de jubilación", es una investigación cualitativa que analiza el rol y las expectativas de las personas que se acercan o acaban de entrar en la categoría de "mayores".

En ambos trabajos podemos confirmar algo que todos percibimos, las nuevas generaciones de personas mayores despliegan comportamientos y demandas sociales muy diferentes a sus antecesores. Rechazan ser categorizadas en virtud de su edad e impugnan el rol clásico del “mayor”. Las estructuras sociales que daban sentido a ese rol en una etapa de la vida se han transformado y, en consecuencia, quienes ahora envejecen denuncian el sinsentido de una consideración con la que no se identifican y que, de hecho, no representan. Reivindican seguir en el mundo desde un lugar en el que se les reconozca más allá de la edad que atesoran, por lo que el reto de la sociedad en estos momentos estriba en la capacidad de generar plataformas que den respuesta a esa búsqueda de reconocimiento a través de un desarrollo personal compartido en la participación social.

Estamos convencidos que la lectura de estas dos investigaciones en las que nos topamos con un abanico tan rico de perfiles de personas mayores, con diferentes inquietudes, intereses y demandas, es la mejor manera de romper con los mitos, etiquetas y estereotipos que suelen acudir a nuestra mente cuando pensamos en la vejez.

Ir arriba

Hacia un modelo de atención integral y centrada en la persona

El reciente "Informe Mundial sobre el Envejecimiento y la Salud" de la OMS es una llamada urgente al cambio de enfoque de los sistemas de salud, en el que el organismo nos invita a dejar atrás los actuales modelos curativos, centrados en los servicios, para apostar por modelos de atención integrales y centrados en las personas, como el que propugna y defiende Fundación Pilares. Así, el documento, señala la ineficacia que han demostrado las estrategias de salud pública que se han ido adoptado frente al envejecimiento de la población, y esboza un marco de acción para fomentar el envejecimiento saludable en torno al nuevo concepto de la capacidad funcional. Este nuevo enfoque tiene en cuenta a la sociedad e incluye el objetivo de construir un mundo favorable a las personas mayores.

La adopción de este nuevo paradigma del cuidado requiere transformar los sistemas de salud del modelo actual curativo a la prestación de cuidados integrales, centrados en las necesidades de las personas mayores. Todo esto supone cambios fundamentales, no sólo en las cosas que hacemos, sino en la forma misma en que concebimos el envejecimiento. No existe una persona mayor “típica” y aunque la mayoría de las personas mayores experimentarán múltiples problemas de salud, tener una edad avanzada no implica dependencia.

El informe hace hincapié en que los gobiernos deben garantizar políticas que permitan a las personas mayores a seguir participando en la sociedad y que evitar reforzar las inequidades que a menudo sustentan la mala salud en la tercera edad. De este forma la OMS invita a los gobiernos a adoptar medidas en las siguientes áreas:

1. Adaptar los sistemas de salud a las poblaciones de edad avanzada que atienden actualmente, creando y garantizando el acceso a servicios que proporcionan atención integrada y centrada a las personas mayores. Además, se deben orientar los sistemas en torno a la capacidad intrínseca y garantizar un equipo de personal sanitario sostenible y debidamente capacitado.

2. Crear sistemas de atención a largo plazo, conformando y manteniendo equipos de trabajo de atención a largo plazo sostenibles y debidamente capacitados que aseguren la calidad de la atención.

3. Crear entornos adaptados a las personas mayores, combatiendo la discriminación por motivos de edad, propiciando la autonomía y apoyando el envejecimiento saludable en todas las políticas y a todos los niveles del gobierno.

4. Mejorar la medición, el monitoreo y la comprensión relativa al envejecimiento saludable, que nos permita saber más acerca de la salud y las necesidades de las poblaciones mayores.

Ir arriba

Documentos y enlaces de interés

cartel Máster AICP


Noticias relacionadas


Ir arriba



© 2011 Fundación Pilares