Fundación PILARES

para la autonomía personal

Apoyamos la dignidad a lo largo de la vida
mediante la innovación, el conocimiento
y la cooperación.

 
Miércoles, 22 de febrero de 2017 - 23:03

Conciliación entre la vida familiar, laboral y social


fotografía de las manecillas y la esfera de un reloj
Fotografía: sfer

Fundación Pilares para la autonomía personal y la Asociación de Mayores XXI han organizado el pasado 6 de noviembre la jornada: "Conciliación entre la vida familiar, laboral y social". El acto tuvo lugar en el Salón de Actos del Ateneo de Madrid y contó con la presencia de expertos que analizaron el fenómeno de la conciliación desde distintos enfoques (racionalización de horarios, cuidados a familiares, políticas empresariales, rol de los abuelos,...).

"La conciliación personal, familiar y laboral se puede definir como “la participación equilibrada entre mujeres y hombres en la vida familiar y en el mercado de trabajo, conseguida a través de la reestructuración y reorganización de los sistemas, laboral, educativo y de recursos sociales, con el fin de introducir la igualdad de oportunidades en el empleo, variar los roles y estereotipos tradicionales, y cubrir las necesidades de atención y cuidado a personas dependientes”.

Palabras para la Igualdad. Plan óptima.

Conciliar la vida familiar y laboral no es sencillo, y en el caso de las mujeres lo es aún menos. Una prueba palpable de ello se observa en el descenso paulatino y constante de la tasa de fecundidad en nuestro país. Las parejas tienen menos hijos, pero NO PORQUE NO DESEEN TENER MÁS NIÑOS, si no por los insalvables obstáculos que supone tanto a nivel profesional como familiar.

Además, la falta de racionalización de los horarios en nuestro país, los actuales recortes en materias como la dependencia o servicios sociales, así como el escaso número de escuelas infantiles en las que matricular a sus hijos, obliga a muchas mujeres a optar entre su trabajo y el cuidado de sus familiares.


Conclusiones


1.- El trabajo de cuidado a los más pequeños y a las personas mayores ha recaído siempre fundamentalmente sobre las mujeres: madres, abuelas, hijas, cuidadoras, etc.

2.- La dedicación en exclusiva de las mujeres al cuidado repercute negativamente en su vida personal, laboral y en su jubilación. Lo han sufrido, en especial, las que se han ido incorporando al mundo laboral en condiciones de gran desigualdad.

3.- La conciliación no es solo cosa de mujeres. Debe ir asociada a políticas de igualdad porque concierne a hombres y mujeres y debe favorecerse por la sociedad (en especial, los poderes públicos, empresas, sindicatos).

4.- Los sistemas públicos de cuidados son un instrumento esencial para la conciliación, pero las investigaciones realizadas muestran que estos servicios son muy escasos, mucho más por los recortes experimentados en los últimos años.

5.- Para que sea posible la conciliación es necesaria una educación infantil subvencionada desde los 0 años, impulso y financiación de la LAPAD, horarios flexibles y razonables, ayudas familiares, apoyos económicos, reparto del trabajo y reducción de la jornada laboral.

6.- Hay poca sensibilidad en los responsables políticos ante estos problemas. Tienen mucha preocupación si nos atenemos a sus palabras, pero muy poca ocupación para resolverlos si nos fijamos en sus hechos.

7.- Son necesarios horarios más razonables que nos permitan que las palabras conciliación, corresponsabilidad e igualdad puedan ser una realidad. Esta racionalización mejora la productividad, ahorra gastos y favorece la calidad de vida de los/as trabajadores/as.

8.- Para implantar en las empresas un programa de conciliación es necesaria la decisión al más alto nivel, identificar las necesidades, establecer un plan de actuación y controlar los resultados.

9.- Los abuelos y abuelas pueden definirse como los mejores canguros, los mejores cuenta cuentos, las mejores cocineras, pero, a la vez, deben tener claras las diferencias con relación a los padres. Los abuelos pueden colaborar con los padres en la educación y cuidado de sus hijos, pero no deben sustituirlos. Es un abuso la carga de cuidados que están asumiendo por falta de servicios y ayudas públicos.

10.- Otra sociedad es posible, con nuevas formas de trabajo, con otros horarios, con otra implicación del Estado, de las empresas, de los diferentes servicios públicos que contribuyan a una mayor igualdad, a una mejor vida personal y en definitiva un mayor bienestar y felicidad de todos y todas.

Programa de la jornada


La apertura y presentación del acto corrió a cargo de César Navarro, Presidente del Ateneo, acompañado de Loles Díaz, Presidenta de la Asociación de Mayores de Madrid XXI y Pilar Rodríguez, Presidenta de Fundación Pilares. Le siguió la ponencia marco: "La conciliación en España", impartida por Contanza Rubio, Catedrática de Sociología de la Universidad Carlos III, que desgranó las dificultades a la hora de conciliar y señaló el estrecho componente de género que siguen teniendo los cuidados familiares (casi siempre es la mujer la que asume ese rol). Además, tuvimos la oportunidad de ver un repaso del avance las políticas de conciliación en España.

Tras un descanso, tuvimos la oportunidad de escuchar a cuatro expertos que abordarán, en una mesa redonda, la problemática de la conciliación desde distintos ámbitos. Ignacio Buqueras, Presidente de ARHO, nos habló de los déficits en materia de racionalización de horarios que tenemos en nuestro país. Julia Pérez, directora de UNAF, destacó la importancia de asumir usos del tiempo más racionales e iguales entre hombres y mujeres, "la falta de "corresponsabilidad" tiene consecuencias negativas en las mujeres, en su vida laboral y en su salud". Mercedes Garzón, miembro de la Junta de portavoces de Educación Infantil, comentó la creciente participación de los abuelos en la educación y cuidados de los niños: "los abuelos pueden colaborar en la educación de éstos pero no sustituir a los padres". La mesa de expertos se cerró con la intervención de Mercedes Pascual, Directora de Alares, en una intervención en la que habló de las medidas que están adoptando las empresas para favorecer la conciliación familiar y laboral (flexibilidad de horarios, servicios de apoyo, teletrabajo,...). Aunque el avance de las políticas de conciliación es lento, cuando hablas sobre este tema en una empresa ya no te miran como si fueras un bicho raro.

El acto concluyó con la lectura de las principales ideas y conclusiones de la jornada.

Fotografía de Pilar Rodríguez durante su intervención en las jornada de conciliación   Fotografía de la mesa redonda en las jornada de conciliación

Materiales

  • Programa de la jornada. (615 KB. Documento PDF)
  • Storyfy: selección de los tuits más interesantes de la jornada.
  • Vídeo-resumen: lo subiremos próximamente.

© 2011 Fundación Pilares