Fundación PILARES

para la autonomía personal

Apoyamos la dignidad a lo largo de la vida
mediante la innovación, el conocimiento
y la cooperación.

 
Martes, 19 de febrero de 2019 - 13:59

Desarrollo de las TIC y las Tecnologías para la independencia

Razones para intervenir

Si podemos señalar una nota distintiva que resulte clave para explicar el cambio en los usos y costumbres de la sociedad contemporánea, existirán pocas dudas en señalar al trascendente papel que las tecnologías de la información y de las comunicaciones (TIC) están jugando en nuestra vida cotidiana, tanto en aspectos laborales como de relación interpersonal.

Sin embargo, está suficientemente señalada por la investigación realizada la existencia de la llamada "brecha o fractura digital" que afecta a muchas personas que, por determinadas situaciones carenciales, no tienen acceso a la utilización de las TIC, con lo que existe un riesgo claro de que se incremente con ello el riesgo de exclusión social. Mientras una parte de la sociedad vive mirando la pantalla del ordenador o la del móvil y se conecta con el mundo, existe todavía buena parte de ella para la que términos como "navegar", "tuitear", "clicar", "descargar", "red social", "wi-fi", etc., son sencillamente ininteligibles.

Razones para esta dualidad social se han señalado muchas. Entre ellas, precios no asequibles, productos carentes de utilidad al haberse diseñado "como oferta" en lugar de estar orientados a las necesidades de las personas y desconocimiento de las utilidades que ofrece el producto tecnológico. Esto explica que, en los resultados de las investigaciones desarrolladas sean recurrentes respuestas del tipo: no lo entiendo, no sé que existan, no me sirve, no puedo pagarlo.

No obstante, cerrar la brecha digital resulta crucial para favorecer la percepción de pertenencia a la sociedad de la información y de las comunicaciones o, sencillamente, de la sociedad actual y frenar, así, el crecimiento de un nuevo despeñadero hacia la exclusión social. Grupos como el de las personas mayores, las personas con discapacidad, una parte de las mujeres de mediana edad y, sin duda, quienes viven en situación de pobreza, requieren de intervenciones dirigidas a favorecer su acceso y a participar en el mundo de las TIC.

Por otra parte, es también evidente el peso que la tecnología está adquiriendo en el campo de la salud. Tanto en el ámbito estricto de los servicios sanitarios, donde ha revolucionado las técnicas de diagnosis, la cirugía y los tratamientos terapéuticos, como en otros ámbitos también relacionados con la salud, pero utilizados en el tratamiento de las discapacidades o de la diversidad funcional para promover la máxima independencia y autonomía en el desarrollo de la vida diaria.

Pero el potencial del despliegue tecnológico para favorecer la calidad de vida de muchas personas no ha hecho más que comenzar. Necesitamos aprovechar al máximo esa potencialidad en ámbitos como la domótica, los productos de apoyo, la teleasistencia avanzada, etc.

La Fundación dirigirá parte de su actuación a contribuir a la reducción de la brecha digital, por una parte, y a favorecer el avance y el acceso a las tecnologías que resuelven o minimizan situaciones de discapacidad o de dependencia y que favorecen la calidad de vida de todas las personas.

Asesoramiento.

Si desea realizar alguna consulta relacionada con esta sección o desea participar en algunas de las acciones que organicemos, por favor, póngase en contacto con nosotros vía mail a la siguiente dirección:pilares@fundacionpilares.org


Print Email     ¡Gracias por compartir!: Facebook Twitter Google LinkedIn Pinterest Digg Buffer Reddit Delicious StumbleUpon Tumblr VK Yummly Logo de Google


© 2011 Fundación Pilares