Caminando entre recuerdos

La actividad física, mejora el estado físico y anímico de las personas, fomentando la socialización.

Andar evita el sedentarismo y nos aporta beneficios como la mejora del sistema cardiovascular.
Las personas mayores institucionalizadas, tienen que poder realizar esta actividad dentro de un entorno seguro, donde puedan andar por cualquier lugar del entorno.

En nuestro caso, nos planteamos poder mejorar las deambulaciones que se realizan dentro de la planta donde la persona vive, haciendo de esta actividad una experiencia significativa.


Caminando entre recuerdos
Ir al contenido